En las profundidades. Parte 1.

Con la muerte de los enemigos tocaba investigar la sala. A vuestra izquierda había un extraño pasillo y delante una simple puerta. Os adentrasteis en la oscuridad del pasillo. Avanzando con precaución un giro inesperado tanto bárbaro como señor de la guerra temían lo peor pues el pequeño pasillo estaba totalmente inmerso en una telaraña gigante. Al final la luz. No había enemigos por lo que seguramente la telaraña no era más que fruto del desdén y el tiempo. Habías descubierto una nueva sala.

La pared estaba girada dando lugar a una zona secreta. Parecía el estudio de un mago. Una visión, seguramente un eco del pasado atrapado en el tejido mágico. Veían a un mago atareado. Se paraba enfrente de un enorme espejo y justo en el momento que parecía que se fuera a girar para mirarlos se desvanecía. Una mesa dominaba el lugar llena hasta los bordes de todo tipo de viales vacíos y pergaminos. La sala era extraña, en forma de cúpula y en su radio, en el techo, una especie de estrella con los cuatro elementos y uno más, extraño, cristal. toda la mesa estaba rodeada de referencias a este quinto elemento. Investigaron en profundidad. En una pequeña mesa adyacente descubrieron un mecanismo que una vez abierto revelaba un pequeño tesoro. Había algo más al final, una cortina roja. No pudieron resistir su curiosidad y al correrla una enorme masa insustancial de color grisáceo salió del espejo para atraparlos. Kriv logro escabullirse mientras los zarcillos atrapaban a Gauthak y le introducían en el espejo aunque al final con la indispensable ayuda de su compañero consiguió liberarse. Había que continuar.

Regresaron al punto inicial. una vez allí continuaron a la siguiente sala. La sala era un pasillo largo con diversas tumbas a cada lado y al final dos columnas bañadas en una corriente energética desbocada atacaban a todo lo presente. Para mayor desafío unas calaveras llameantes surgieron de las tumbas hostigando a la pareja sin más. Consiguieron resistir como pudieron logrando incluso terminar con las columnas. Tuvo lugar un importante descubrimiento. Mirando entre las tumbas resulto que una pertenecía al Conde Ereibos, famoso por ser azote de demonios y mejor aun, el Conde tenía todavía su espada intacta, poderoso objeto mágico donde los haya.

Penetraron en la cripta. Estaba llena de huesos. Se respiraba el ambiente del mal. Fueron silenciosos pero no lo suficiente pues dos enormes diablos venidos del mismo infierno aparecieron en una explosión de llamas ante ellos. Habría que eliminar a estos macabros representantes del mal. Lucharon sin piedad hacía su enemigo y cuando todo parecía controlado, de la enorme pila de huesos una silenciosa naga les embosco. Era un terrible enemigo pero como siempre consiguieron destruirlo. La sala tenía una extraña arquitectura. El mago se dio cuenta enseguida buscando a tientas en la pared y descubriendo una puerta secreta.

La puerta se abrió y un olor a algo que lleva siglos cerrado apareció de repente. ¡¡LUZ!! y el bastón del mago se ilumino para introducirse en la estancia. Era una especie de biblioteca arcana. Diversos tomos de insondable sabiduría se hallaban agrupados en perfectas estanterías. Centraron su atención en las librerías buscando cualquier cosa que les ayudara en su misión. Descubrieron diferentes tomos que una vez comprendidos y leídos les supondría alguna ventaja sin ninguna duda. Descuidaron sus defensas y dos de ellos sufrieron las consecuencias. Con su atención centrada en los libros no pudieron ver como dos serpientes sombrías se deslizaban en la oscuridad listas para atacarles. La mordedura fue repentina y desde el primer momento sufrieron las consecuencias de la venenosa serpiente… El trabajo en equipo y la fuerza del grupo les hizo alzarse victoriosos de nuevo pero eso si sabían que siempre mantendrían la guardia a partir de entonces.

2 comentarios to “En las profundidades. Parte 1.”

  1. MacArkain Says:

    como chana, gente
    buena narracion, tiene gancho. adri te lo estas currando de puta madre, metiendo cosas molonas entre combates, y le estas dando ese puntito narrativo de mazmorra wapa.
    mola mola, aupa “lobos de amroth”
    a por todas muchachos

  2. MacArkain Says:

    en esa estanteria juraria haber visto el manual de monstros de la 3.5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: