En las profundidades. Parte 7.

De nuevo tocaba sumergirse. Tras los últimos acontecimientos sabían que el agua, de mera transición en este pasadizo, podría llegar a ser una autentica pesadilla si hubiese un enemigo poderoso con el que luchar. Pues sin ninguna duda fango, algas y demás elementos acuáticos dificultarían el combate y eso fue lo que ocurrió.

Avanzaron como pudieron entre el fango y el agua buceando sin apenas poder respirar y sin previo aviso, los desarrollados sentidos del pequeño halfling vibraron en su interior avisando del peligro… Algo se mueve en el agua… Cuando se quisieron dar cuenta la enorme bestia se abalanzaba hacia ellos con una fiereza animal desconocida. El monstruo tenia forme de extraña serpiente acuática con algunas zonas peludas. Era un ser despreciable que moriría hoy. Un golpe tras otro, la criatura no se quedaba atrás pues propinaba poderosos ataques que dejaron a mas de alguno en manos de los dioses. Pero hoy no les tocaba morir. Ellos estaban designados a un destino superior. Tras un duro encuentro superaron a la marina criatura que huyo lastimandose en medio de terribles gemidos. Quizás en otro momento vuelvan a encontrarse..

Subís la escalera prácticamente verde debido al liquen acumulado durante años. La criatura alerto al resto en su huida, el enemigo espera. Uno de ellos, un yuan ti enorme, suelta una especie de reptil, que ya reconocéis, entre la improvisada maleza desapareciendo sin más entre ella.
Es la entrada al templo de Lolth aunque ya queda poco de su autentica identidad debido al paso de los años. Dos columnas de extraño violeta rodeadas de círculos concéntricos de arañas que parecen cobrar vida . En el centro justo, custodiando la entrada, una araña gigante guarda la apertura al oscuro pasadizo. Sus enormes patas extendidas cubren la única puerta.
¡¡Concentraros!!, el enemigo ataca.

La sala retumbo cuando el enorme troll grito con fiereza pero el grupo ya se había enfrentado a algunas de estas criaturas y en ningún momento se sintieron amedrentados. La visión era salvaje, el troll usaba un tronco de árbol de improvisado arco mientras los yuan ti atacaban haciendo uso de todo su poder. Su mortal aura, afecto a todos y cuando apareció la calma una vez destruidas algunas de las reptilianas criaturas la extraña mascota apareció. Era muy semejante al reptil anterior y complico aún más las cosas pero al final lograron destruirlos haciendo uso de todo su coraje y valentía.
El portador del amuleto no veía lo mismo que el resto. Tenia la visión verdadera de Lolth. Esas arañas, todas ellas, estaban vivas. Correteaban por las columnas y de sus glándulas venenosas surgía el sucio liquido con el consecuente hedor. Como superarían este obstáculo los héroes. El portador pudo entrar sin más. El resto uso toda su vitalidad para poder penetrar quedando algunos de ellos realmente mermados.

Las estatuas a Lolth aparecieron por todas partes, tapices en las paredes, grabados en la roca, todo hacía referencia a la perversa diosa pero eso sí, en este extraño pasillo todas y cada de una de estas señales, de estos símbolos, estaban borrados. Todo estaba destrozado. El enemigo no tardo en aparecer en la próxima esquina. Eran dos medusas. Ni en sus peores sueños habían imaginado un combate contra varias de estas terribles criaturas. Pero hoy se pondría a prueba su habilidad y resistencia. La lucha fue dura, quizá demasiado. La fiereza del enemigo abrumo a los luchadores que entablados en el combate superaban una criatura tras otra. El final fue trágico. Tres de los héroes se hallaban totalmente petrificado. Las medusas lo pagaron con sus vidas pues no hubo compasión alguna, solo crueldad y sangre. Había que decidir que hacer, no quedaba tiempo.

Los arcanos decidieron la practica de un ritual. Era difícil la transformación pero por lo menos había una posibilidad de no perder a sus amigos. Se conectaron directamente con el tejido mágico que activo toda su energía para complacer a sus poseedores. Rasfly logro salvarse pero Kriv y Hank no tuvieron oportunidad. En la practica del ritual algo fallo seguramente la falta de habilidad arcana, el llamamiento a la misma energía del cosmos, algo fallo, y dos compañeros lo pagaron con sus vidas.

Quedaba poco para el final pero sin duda sería digno de recordar pues poderosos y valerosos héroes cayeron en el interior de la temida mazmorra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: